Reparacion relojes Omega Speedmaster

Reparación reloj Omega Speedmaster Mark II

En general, la reparación en relojes de la marca Omega se debe llevar con estrictos conocimientos en las mejores técnicas de acabado en caja y brazalete, por la complejidad que normalmente suele presentar la marca en sus relojes y que no permite ningún margen de error. 

El profesional encargado de restaurar este tipo de relojes ha de conocer de primera mano las mejores técnicas para restaurar un reloj con acabados originales de fabrica además del correspondiente equipamiento para llevar a cabo la correcta restauración.

¿Qué hace especial al Omega Speedmaster?

El Omega Speedmaster Mark II es uno de los iconos de la marca. Lanzado en 1969 con el auge de la marca debido a que Neil Armstrong portaba otra versión, el Speedmasrter Moonwatch, en la misión Apollo 1 haciendo de Omega la primera marca de relojes que pisa la Luna.

El Speedmaster Mark II es un modelo solicitado y atractivo por su caja aerodinámica, de gran tamaño para la época en la que se lanzó, con diferentes geometrías combinados con acabados que hacen de ésta que cualquier profesional no puede tratar en su reparación. 

Estado pre-pulido

En nuestro taller cuidamos todos los detalles en las restauraciones

En este caso particular, se puede ver el estado en el que se recibió el susodicho reloj en nuestro taller de relojería, después de haberse intentado restaurar «de alguna manera» en otros establecimientos. En todo momento, el cliente esperaba un milagro más que una reparación en su Omega para recuperar su estado original ya que su reloj se veía cantos redondeados, un soleil que se encontraba borrado por unas malas practicas  y un logotipo del caballo de Speedmaster totalmente borrado por el cual no hemos podido hacer nada más que preservar el estado en el que se encontraba.

Después de analizado y estudiado el caso, comenzamos con el desmontaje completo del reloj separando todas las partes que lo componen dejando tan solo a mano: la caja (sin cristal), la tapa trasera y el brazalete para este caso particular que nos ocupa, la restauración del estado original.

Resultado

Mientras tanto, además de las correspondientes restauraciones estéticas realizadas en la caja y brazalete; se ha revisado el mecanismo completamente, limpiado y engrasado según los estandartes de la industria relojera suiza garantizando así el correcto funcionamiento de este reloj durante los próximos 5 años.

También se han sustituido pulsadores y corona por otros nuevos originales, para poder garantizar el hermetismo total de este reloj con más de 40 años de edad.

YouTube
LinkedIn
Share
Instagram